KERYGMA APOSTÓLICO: ES UN BLOG CREADO PARA ENSEÑAR TEMAS BÍBLICOS, TEOLÓGICOS Y ÉTICOS DESDE UNA PERSPECTIVA EVANGÉLICA.



martes, 8 de noviembre de 2011

La "Teología" de la Prosperidad vs la Teología de la Cruz

Hace unos días tuve la oportunidad de traer una exposición que titulé: La "Teología" de la Prosperidad vs la Teología de la Cruz, donde pude por la gracia de Dios, explicar someramente, cuales eran los inicios de este mover, la importancia del ministerio del predicador Oral Roberts, como unos de los principales impulsores de este movimiento, especialmente en la doctrina de la Confesión Positiva que él abanderó, también el maridaje existente entre la "teología" de properidad y la "teología" del dominio, también conocida como "reino ahora"  y un contraste entre la teología de la Cruz de la "teología" de la Prosperidad. Quisiera compartir con mis hermanos lectores, algunas citas importantes de esta exposición teológica:
La “teología” de la prosperidad también llamada “evangelio” de la prosperidad o movimiento “Palabra de Fe” es denominada así por cuanto su énfasis en las bendiciones materiales trasciende los límites planteados en las Escrituras. En los Estados Unidos, este movimiento fue impulsado y llevado a cabo por el ya mencionado predicador Oral Roberts, quien era conocido por su singular frase: “Confiéselo y recíbelo”, el Dr. Roberts probablemente influenciado por Robert Shuller gestor del “pensamiento posibilista” y el psicólogo Norman Vincent Peale autor del libro “El Poder del Pensamiento Tenaz”, creía que solo confesando las cosas, el cristiano podía obtener lo que estaba declarando con sus labios, esto dio paso a una nueva forma de teología y praxis cristiana, donde no hay que orar, sino solo decir o confesar las cosas y estas vendrán.
La "teología" de prosperidad camina de la mano con la "teología" del dominio:
La supuesta lógica de estas dos corrientes es que no puede haber prosperidad sin dominio y al haber dominio desde luego habría prosperidad. Uno de sus presupuestos teológicos es que los cristianos hemos recibido todo dominio y autoridad sobre la tierra y usan como base de Mateo 28:18 y Génesis 1:27, 28 para aplicarlo en todas las esferas de la vida social y espiritual Dentro las prácticas más comunes de la teología del “reino ahora” están: (1) El Apostolado y Profetismo Modernos (2) Maldiciones Generacionales (3) Cartografía Espiritual (4) Pactos Financieros y Maratónicas (5) La Risa Santa (6) Sanidad Interior, (7) El Gobierno de los 12 (8) Guerra Espiritual, entre otras
Luego Explicamos que la "teología" de la Prosperidad es inconsistente ante la voluntad soberana de Dios:
Para los defensores e impulsores de este movimiento, el sufrimiento, las carencias económicas, las enfermedades y otros males, vienen del diablo y no de Dios, muchos de estos fanáticos de la guerra espiritual consideran que la pobreza es un mal espíritu y debe ser reprendido en el Nombre del Señor. Ninguna “teología” se ha burlado tanto de la soberanía de Dios como ésta. Implícitamente enseñan que ellos controlan las acciones de Dios y no Dios a ellos. Aunque Dios tenga otros planes, tiene que hacer lo ellos digan o deseen.
Si la idea del sufrimiento humano no haya cabida en la “teología” de la prosperidad, mucho menos la aceptación de la voluntad de Dios en sus vidas, eso a llegado al punto de que uno de sus más afamados promotores diga: «Señoras y señores, santos de Dios, la sanidad es la voluntad de Dios para ti. Nunca, nunca, nunca vayáis al Señor diciendo: Si es tu voluntad…No permitas que salgan de tu boca tales palabras y destruyan tu fe. Cuando oras “si es tu voluntad Señor…”, destruyes la fe…Mantente en guardia contra palabras como éstas que te robarán tu fe y te arrastrarán a la depresión.»
Finalmente al contraponer la Teología de la Cruz y la "teología" de la Prosperidad señalamos:

Se puede hablar acertadamente de una teología de la Cruz (gr. staurou) en contraposición a la “teología” de la prosperidad, precisamente porque la Cruz es el elemento ausente de la segunda y es la marca distinguible en la primera. Cuando hablamos de la cruz, podemos abarcar todo un conjunto de doctrinas que el Nuevo Testamento desarrolla en amplitud, respecto a la salvación del pueblo de Dios, la proclamación (gr. kerygma) apostólica, la muerte vicaria, sustitutiva y expiatoria de Cristo, etc., sin embargo, la cruz para el creyente también implica otras cosas que lo relacionan directamente con la realidad del tiempo presente y del mundo que le rodea, p. ej., cuando Cristo habla de la cruz con relación al discipulado cristiano, está hablando de la vida de abnegación permanente que debe distinguir a cada cristiano (Mateo 10:38; 16:24); una vida de satisfacciones terrenales, ingresos financieros, etc., no haya cabida en el corazón de la teología de la Cruz (Lucas 9:58; 14:27, 33).





Mientras la “teología” de la prosperidad, promueve falsas esperanzas a todos los incautos, la teología de la cruz, glorifica a Dios y su autoridad sobre su pueblo, porque mientras haya verdaderos discípulos, siempre habrá una cruz que predicar, una cruz que cargar y una cruz en que gloriarse (Gálatas 6:14). Pablo calificó a todos aquellos falsos ministros que tienen como dios su propio vientre y que piensan solo en lo terrenal, como enemigos de la cruz de Cristo, esa enemistad con la cruz no solo se limitó al periodo apostólico, hoy en la actualidad se ha desarrollado en forma tan alarmante como en ninguna otra época de la historia de la iglesia.
[i] BENNY HINN, ¡Levántate y Sé Sano! Promesas de Dios para la sanidad, (Miami, Fl.: USA, Editorial Carisma, 1993) p. 45
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada